El Paco i l’Elia tornen a casa, a Mèxic

L’Elia i el Paco van tornar cap a Mèxic el cap de setmana passat després de passar amb nosaltres gairebé quatre mesos. Estudien l’últim curs d’Enginyeria Agrònoma a la Universidad Autónoma de Chapingo i van arribar a Vallbona de les Monges el 31 de gener per fer una estada de pràctiques a L’Olivera. Després d’aquests mesos intensos els hem fet una petita entrevista per compartir amb vosaltres la seva experiència. Per nosaltres ha estat un honor poder-los acollir i intercanviar-hi visions. Esperem que vosaltres també en gaudiu…   

Dinar de comiat del Paco i l'Elia a L'Olivera

Dinar de comiat del Paco i l’Elia a L’Olivera

Com han sigut aquests mesos a L’Olivera? 

Paco: Han sido cuatro meses con diferentes etapas, algunas altas y otras bajas. Al principio siempre echas de menos a tu gente. Pero la suerte es que L’Olivera es un lugar muy abierto, como una tierra fértil, porque aunque siempre resulta duro llegar a un sitio desconocido en L’Olivera es fácil adaptarte y asentar raíces.

Elia: Al principio me costaba mucho el catalán porque lo escuchaba pero no entendía nada. Además, L’Olivera ha sido mi primera experiencia laboral, antes nunca había trabajado y menos con chicos con capacidades diferentes. Al principio no sabía muy bien como tratarlos, pero después aprendí mucho de ellos: a platicar, a querer… Y ahora entiendo mucho mejor el catalán!

Què és el que més heu trobat a faltar?

Paco: El picante y la comida! Aunque la verdad es que Rosa y Carme nos consentían mucho y no la extrañábamos tanto. Siempre nos ponían un poco de tabasco en la mesa.

Elia: La familia, los amigos… aunque ahora me voy y tengo nuevos amigos. También me costó un poco la comida, pero me adapté bien. A diferencia de dónde yo vivo de México, Vallbona es un pueblo muy pequeño, y es más complicado tener movilidad y salir del pueblo. A veces extrañabas poder salir cuando quisieras.

N’heu après molt?

Elia: En México yo tenía muchas ideas teóricas pero muy poca práctica, y ahora he aprendido mucho a nivel práctico. También he aprendido con el manejo ecológico (agricultura ecológica) que es muy diferente de lo que yo conocía de México dónde siempre aplicaba productos químicos. El manejo ecológico ha sido un gran descubrimiento! He visto que con menos productos químicos los viñedos crecen bien y es una alternativa que te da nuevas ideas.

Paco: Si hablamos del aspecto técnico, he aprendido mucho con Pau, con Josep Maria y con todos los chicos, porqué el cultivo de la viña aquí es diferente al de México. Pero lo que más he aprendido es en un sentido humano, aprendí a querer. Aprendí mucho de los chicos porque su vida es más suave, ellos están felices y te contagian su felicidad. A veces venían y sin ningún motivo me abrazaban… Eso te marca la vida! También he aprendido mucho de la entrega y el compromiso de las personas que hay en L’Olivera, de Carles, de Pau… Si me lo volviesen a preguntar, repetiría seguro!

Elia: A nivel personal con los chicos te das cuenta que tienen unas grandes capacidades y me encanta como L’Olivera les da la oportunidad de desarrollarse como personas. Esto en México no pasa. Estos meses he podido conocerles un poco y ha sido muy bonito.

Quins plans teniu a partir d’ara?

Paco: Primero de todo, para aprovechar al máximo esta experiencia, me gustaría irme una semana de retiro para analizar, valorar y poder apreciar todo lo que he vivido aquí. Luego terminaré mi tesis y después me gustaría hacerme cargo de una organización en México que se llama Derhgo. También tiene una cooperativa social, buscamos impulsar el desarrollo de los campesinos y la promoción y la defensa de los Derechos Humanos.

Elia: La semana siguiente de regresar terminaremos el curso, pero me faltará acabar la tesis y me gustaría hacerla de L’Olivera! Así que si consigo el visado, mi idea es regresar a Vallbona de les Monges en agosto para la vendimia. Estuve muy bien aquí y quisiera regresar para ver otra vez a los chicos porque ya los extraño.

Què és el que més valores del que has après per aplicar-ho a Mèxic?

Paco: Aprendí mucho de Carles como persona, por su entrega y su manera de llevar la cooperativa, su liderazgo. Consigue que sea una empresa rentable. A mi algún día me gustaría poder dirigir Derhgo, pero allí siempre hay algún problema que otro. Aquí he visto que L’Olivera también los tiene pero los supera. Y si vosotros podéis, nosotros también! Creo que la única alternativa que tenemos es trabajar en cooperativa y vivir en comunidad. En este sentido, aprendí mucho de L’Olivera tanto a nivel técnico como humano.

Elia: Las dos cosas, tanto lo técnico como lo humano. Me ha parecido que L’Olivera es como un nido acogedor porque da cobijo a personas de todo tipo y a gente de muchas partes diferentes. Es gente muy abierta que se preocupa por el bienestar de los demás y que saben como valorar el trabajo de las personas. A mi me hicieron sentir parte del proyecto, parte de una familia, y esto no siempre lo encuentras. Siempre que he tenido algún problema me han ayudado. Carles siempre se ha preocupado y Carme también, es como si fuera la mamá de L’Olivera. O Rosa, que siempre que no me gustaba la comida me preparaba otra cosa. 

Gràcies a tots dos per venir! Fins aviat!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

Podeu fer servir aquestes etiquetes i atributs HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>