EL PROYECTO SOCIAL

Desde los inicios, el eje social está en el núcleo del proyecto productivo. Está en el ADN de L’Olivera esta voluntad de vivir con una visión transversal que haga compatible la inclusión social con la elaboración de productos de origen y de alta calidad. Todo, desde el convencimiento que el trabajo es una experiencia vital y emocional.

Así, junto con las actividades productivas, L’Olivera lleva a cabo su actividad con el objetivo de favorecer la promoción personal y de integración social de las personas con discapacidad, desarrollando herramientas asistenciales, terapéuticas y educativas en un espacio de vida y trabajo que se quiere inclusivo.

Saber másSaber menos

EL MODELO

En el ámbito social, L’Olivera se inspira en el modelo de Planificación Centrada en la Persona (PCP), un modelo que sitúa en el centro el respeto de los deseos, las potencialidades y las necesidades de soporte de las personas que atiende, haciendo de la persona la protagonista de su propia vida, de sus elecciones, de su visión y de su círculo de apoyo. Un modelo que busca una atención global poniendo el acento en la vida laboral como eje fundamental para la autonomía personal, al mismo tiempo que esta autonomía se promueve en la cotidianidad del acogimiento residencial.

Para hacerlo posible, en L’Olivera se integran profesionales formados específicamente en este modelo. Para cada usuario, se elabora un Plan Individual de Rehabilitación (PIR) y un Plan de Trabajo (PT) a corto plazo. Cada persona atendida tiene un referente asignado que guía los procesos de intervención y hace su acompañamiento. Cada itinerario individualizado se trata de forma autónoma, buscando las acciones más adecuadas para cada usuario.

EL PROYECTO SOCIAL EN VALLBONA DE LES MONGES

El área social de L’Olivera en Vallbona de les Monges tiene cuatro ámbitos diferenciados:

CENTRO ESPECIAL DE TRABAJO (CET)
Este apartado incorpora todas las actividades productivas de L’Olivera que incluyen:
Trabajos agrícolas
el cultivo y mantenimiento de los campos de viñedo y olivos donde se integran actualmente 3 personas trabajadoras.
Trabajos de elaboración
incluye las tareas relacionadas con la elaboración de vino y aceite que se enmarcan en el espacio de la bodega y el molino de aceite de L’Olivera, donde llevan a cabo su actividad laboral 5 personas trabajadoras.
Trabajos de restauración
incluye las tareas que se realizan en el bar de Vallbona de les Monges (Vallbona Cafè), participado por L’Olivera. Integra actualmente 2 personas trabajadoras.

SERVICIO DE TERAPIA OCUPACIONAL (STO)
Empieza su actividad el 1 de junio del año 2000, con el objetivo de ofrecer una atención diurna de tipo rehabilitador integral para alcanzar la máxima integración social de sus usuarios, personas con discapacidad que no pueden tener una actividad laboral a tiempo completo. Este servicio integra actualmente 8 personas con las que se trabajan habilidades personales y sociales (actividades acuáticas, terapias de estimulación con animales, trabajos manuales, etc.) o terapias laborales, como el mantenimiento del huerto o del entorno o el etiquetaje manual del aceite.

SERVICIO OCUPACIONAL DE INSERCIÓN (SOI)
El servicio ocupacional de inserción es una alternativa a la integración laboral de las personas con discapacidad intelectual que, a pesar de que tienen aptitudes laborales y productivas, no se pueden incorporar aún a los centros especiales de trabajo por falta de formación laboral o de capacidad de trabajo. Este servicio, que es un paso intermedio entre el centro ocupacional y el centro especial de trabajo, integra actualmente 2 personas.

RESIDENCIA
El proyecto social en Vallbona de les Monges cuenta con una residencia en régimen permanente, abierta todo el año, con capacidad para 16 personas.

EL PROYECTO SOCIAL EN CAN CALOPA

El área social de L’Olivera en la masía Can Calopa, en Barcelona, tiene cuatro ámbitos diferenciados:

CENTRO ESPECIAL DE TRABAJO (CET)
Este apartado incorpora las actividades productivas de L’Olivera que incluyen:

Trabajos agrícolas y de elaboración
Incluye el cultivo y mantenimiento de los campos de viñedo y olivos de la finca de Can Calopa así como las tareas de elaboración en la bodega de la masía, donde se integran actualmente 7 personas trabajadoras. En este apartado, también se realizan tareas agrícolas en proyectos externos con los que L’Olivera colabora, como la gestión del viñedo del Parque Agrario de Sabadell.

Trabajos de enoturismo
En este ámbito se incluyen todas las actividades relacionadas con las visitas enoturísticas que se ofrecen en la masía e integra actualmente un total de 7 personas trabajadoras.

RESIDENCIA
El proyecto social en Can Calopa cuenta con una residencia en régimen permanente abierta todo el año. La residencia se encuentra en un edificio anexo a la masía Can Calopa con capacidad para 12 personas.

SERVICIO DE ACOMPAÑAMIENTO A LA VIDA INDEPENDIENTE (SAVI)
Es un recurso intermedio entre la residencia y la vida autónoma. Incluye 3 viviendas en el municipio de Molins de Rei donde residen 9 personas trabajadoras de L’Olivera, que presentan autonomía en las actividades básicas de la vida diaria, precisando del acompañamiento y apoyo en algunas áreas de las actividades instrumentales avanzadas. El objetivo de este servicio es facilitar la autonomía personal y la plena integración en el entorno comunitario.

EMPRESA DE INSERCIÓN (EI)
En enero del 2021, L’Olivera inicia un nuevo ámbito de actuación con la creación de la Empresa de Inserción L’Olivera-Can Calopa, encargada de la gestión del espacio de La Vinoteca de Can Calopa, el espacio de degustación de vinos situado en las instalaciones de la masía Can Calopa de Dalt. Su objetivo es la integración sociolaboral de personas en riesgo de exclusión social. De esta forma, se proporciona a las personas trabajadoras en proceso de inserción, procesos personalizados y asistidos de trabajo remunerado, formación en el lugar de trabajo, habituación social y laboral y medidas de acompañamiento social que permitan su posterior incorporación al mercado de trabajo ordinario.

EL PROYECTO COOPERATIVO

L’Olivera es un proyecto cooperativo, hecho de muchas manos y muchas voces. Des de sus inicios, se adopta la fórmula cooperativa por sus potencialidades y porqué es la que más de identifica con la fórmula de organización que, de manera informal, había adoptado aquella comunidad de vida y trabajo que era L’Olivera de los inicios, en el año 1974.

Saber másSaber menos

De hecho, L’Olivera se formaliza como cooperativa en el año 1976, cuando se constituye bajo el nombre “Cooperativa Agropecuaria de Promoción de Deficientes La Olivera”. No sería hasta el año 1985 que se cambian los estatutos para constituirse como Cooperativa de Trabajo Asociado y de Iniciativa Social, por su vocación en el ámbito de la inclusión social.

Desde entonces, L’Olivera desarrolla su actividad con una estructura y funcionamiento democráticos, de acuerdo con los principios cooperativos. Su objetivo es proporcionar puestos de trabajo a las personas socias, a través de su esfuerzo personal y directo, mediante una organización comuna de la producción. Una estructura que se quiere colectiva, que está hecha de perfiles multidisciplinares y con el objetivo de conjugar profesionalidad, flexibilidad y participación.

Actualmente, L’Olivera es una entidad viva y en constante evolución, integrada por:

Personas socias: 33 personas socias trabajadoras y 31 personas socias colaboradoras.

Personas asalariadas: 16 personas no socias asalariadas.

Para L’Olivera, la fórmula cooperativa representa un modelo de empresa en que los objetivos económicos y empresariales se integran a los de carácter social y permite conseguir un crecimiento económico basado en la ocupación digna, la equidad social y la igualdad.

Un enfoque que nos encuadra en los principios de la Economía Social y Solidaria, que se plantea como una alternativa a la economía de capital, que persigue construir relaciones de producción, distribución, consumo y financiación basadas en la justicia, la cooperación y la ayuda mutua, que sitúa a la persona en el centro del sistema económico y que comprende una dimensión política de transformación social hacia un modelo socioeconómico basado en formas de socialización no capitalista y un tipo específico de organización basada en la democracia, la autogestión y el empresariado colectivo.

Los órganos de gestión y organización de L’Olivera se estructuran de la siguiente forma:

L'OLIVERA FUNDACIÓN

En el año 2003, L’Olivera da un paso más en la acción social de la cooperativa con la constitución de la Fundación L’Olivera, con el objetivo de dotarse de un instrumento que garantizase la acción de la entidad en el tiempo y promoviese nuevas iniciativas para la integración social y laboral de personas con discapacidad o en riesgo de exclusión social, principalmente en el mundo rural.

Saber másSaber menos

Además, L’Olivera Fundación se encarga de gestionar el 0,7% de la facturación de la cooperativa para proyectos sociales del tercer o cuarto mundo con los que L’Olivera tiene algún contacto directo. Así, del 2008 al 2010, esta fundación ha dedicado este porcentaje a la construcción de un pabellón en la escuela El Mina para discapacitados sensoriales en Nouakchott (Mauritania).

Durante los años 2010-2020, L’Olivera Fundación ha colaborado también con la Association Saint-Camille, de inclusión social de personas con enfermedades mentales en el país africano de Benín, y que en Catalunya recibe el apoyo también de la Asociación Aïma.

Actualmente, continuamos abrazando proyectos de cooperación internacional como en Guatemala, en la comunidad de San Pablo de Tacaná, donde trabajamos con el proyecto LUZ DE TODOS, un programa que impulsa la creación de proyectos de generación de energía eléctrica mediante la construcción de pequeñas centrales hidroeléctricas comunitarias gestionadas por las propias comunidades del lugar. El objetivo de este programa es proporcionar un servicio digno, medioambientalmente sostenible y accesible económicamente para todos los habitantes de las comunidades aisladas de la región occidental de Guatemala. Un proyecto que cuenta con el apoyo de Aiguasol, Tàndem Social, la cooperativa Fets, Coop57 y Casal.

A su vez, hemos colaborado con algunos proyectos de los talleres de Formación Profesional en la misma región y en el 2016 se pudo abrir, a través del Colegio de la Abogacía de Barcelona, un despacho jurídico en el departamento de San Marcos de Guatemala para la defensa de los derechos de la población campesina.

L'OLIVERA FORMACIÓN

En L’Olivera creemos en la formación como una herramienta útil para avanzar en la construcción del propio proyecto así como en la divulgación de los valores que de este se desprenden. En sus más de 40 años de trayectoria, ha ido acumulando una experiencia que se quiere compartida, en un intento de hacer de la transferencia de conocimiento una herramienta para avanzar también en el modelo de sociedad que nos esforzamos cada día a construir.

Saber másSaber menos

Es por este motivo que L’Olivera cuenta con un ámbito específico dedicado a la formación en el sentido más amplio. Este ámbito, a la vez, se concreta en tres áreas diferentes.

FORMACIÓN INTERNA

L’Olivera dedica una parte de sus esfuerzos a la formación de las personas trabajadoras en diferentes ámbitos, ya sea en las competencias propias de cada equipo implicado en la producción o en el ámbito social, así como en ámbitos como el cooperativismo, que afectan a todo el colectivo. Desde hace años, cada año organiza un viaje de formación para acercar a todos los equipos a otras realidades con las que compartimos valores o maneras de trabajar, con el objetivo de compartir conocimiento y experiencias y, en consecuencia, crecer a nivel colectivo y también individual.

AULA DE CAN CALOPA
Aula de Can Calopa es el espacio dedicado a la sensibilización y la divulgación en dos grandes áreas en las que L’Olivera acumula la experiencia de más de 40 años de trayectoria. Por un lado, la Aula de Can Calopa ofrece actividades de divulgación en el ámbito “Territorio” y temas relacionados con la biodiversidad y la agroecología. Por otro lado, también trata otro gran ámbito de las “Personas”, que gira entorno la transferencia de conocimiento en la Economía Social y Solidaria.

Las actividades en cada uno de estos ámbitos están dirigidas a centros educativos de educación obligatoria y postobligatoria, con el objetivo de proporcionar a los alumnos un conocimiento experiencial en ambos ámbitos. Además, se ofrecen actividades de sensibilización y divulgación destinadas también al público familiar y al público en general.

En este apartado podréis encontrar las actividades que se ofrecen, así como los horarios y las condiciones.

VOLUNTARIADO Y ALIANZAS FORMATIVAS
L’Olivera, desde sus inicios, es una entidad acogedora, un espacio integrador que acoge sensibilidades y necesidades diversas. Es por este motivo que, desde hace años, ofrece un programa de voluntariado a través de distintas alianzas. Por un lado, alianzas educativas a través de universidades catalanas como la Universitat Rovira i Virgili (Tarragona), la Universitat de Lleida o la Universitat Autònoma de Barcelona, o también de otras partes del mundo, a través de convenios internacionales con la Universidad de Uruguay o el Liceo Mmont de Chile, además de centros docentes no universitarios como la escuela Mercè Domènech en Espiells (Sant Sadurní d’Anoia), la Escola d’Enoturisme de Catalunya en Vilafranca del Penedès o la ECA Borges Blanques, entre otros.

Por otro lado, también se establecen otro tipo de alianzas a nivel de divulgación, como la participación en diferentes clusters, en la Denominación de Origen Costers del Segre y Catalunya,  o en redes de turismo, de desarrollo rural o de acompañamiento a las personas, por ejemplo.

Además, L’Olivera es uno de los socios de la red de voluntariado internacional WWOOF (World Wide Opportunities on Organic Farms), que ofrece oportunidades de voluntariado en diferentes granjas orgánicas en todo el mundo.