Con el trabajo que realizamos en la bodega queremos expresar todo el potencial de la uva que durante un año se ha estado preparando en el campo. Mediante procesos suaves y respetuosos, buscamos la expresión más natural de cada variedad. Fermentamos en depósitos de acero inoxidable y barricas de roble de diferentes orígenes y toneleros. Seguimos de cerca este proceso, analizando el mosto y el vino, catándolo y decidiendo los coupages finales.
El vino es el fruto de todo este trabajo.